¿Igualdad en Educación?

   Cuando aun no se implementaba el Transantiago, el tema de moda era la eduación ¿Recuerdan? No es que el tema ya no exista, porque la Presidenta mandó un proyecto “genial” que en su gran mayoría dice cosas de carácter administrativo o simplemente irrelevante. Nse si se dieron la lata de leer la LOCE antigua (ni los “pinguinos” se la dieron en realidad…): era muy parecida a ésta, salvo por dos puntos aparentemente inocuos. Describo primero el problema:

  Actualmente, los colegios municipales se ven obligados a recibir a aquellos alumnos rechazados por el sistema privado, lo que ciertamente los pone en desventaja a la hora de competir. Al mismo tiempo, esto provoca la migración del resto de sus estudiantes hacia el sistema subvencionado (por supuesto siempre y cuando éstos tengan los recursos) instaurándose así un sistema donde sólo el que paga obtiene buena educación, lo que claramente va contra las convicciones del actual Gobierno

   Para solucionar este problema, la Presidenta Bachelet ha propuesto dos polémicas medidas: impedir la selección para la educación preescolar y básica en colegios financiados por el Estado, y prohibir la expulsión por rendimiento o repitencia en los mismos. Con estas normas tales colegios se ven obligados a aceptar a cualquier alumno y mantenerlo hasta su egreso, o hasta que se retire voluntariamente.

   Sin embargo, esta política descansa sobre un axioma totalmente falso: que todos somos iguales y que compartimos las mismas necesidades. Aunque nadie espera que sanos y enfermos sean atendidos en hospitales, o que los ricos paguen tantos impuestos como los pobres, en educación la premisa de la igualdad es la que impera. Pueden verse sus desastrosos efectos en la jornada completa, aquella que tiene a todos los niños prácticamente todo el día en el colegio, para impedir que estén en la calle, delincan o roben, como si todos estuvieran en riesgo social; o en el currículum unificado y rígido, que espera de todos los mismos aprendizajes, sin importar el contexto. Es el principio que contaminaba el discurso de los famosos “pingüinos” que nunca precisaron lo que entendían por igualdad.

   Porque se engañan la Presidenta , los dirigentes estudiantiles y cualquiera que piense esto. Se engañan porque salta a la vista que las personas no son todas iguales, y no sólo en el ámbito intelectual: las diferencias son valóricas, sociales, de intereses, de vocaciones, de aptitudes. Diferencias que no quedan plasmadas en el sistema educativo propuesto. Y pregunto: ¿Cuál es el aporte de un sistema que trata de anular la diversidad, negar la diferencia, que quiere que todos entren a cualquier colegio, junto a personas de todo tipo, pretendiendo que estudien sin problemas lo que el gobierno dicta? ¿Qué es lo que debe hacer el profesor para encontrar temas que motiven a personas tan distintas? ¿Qué hace el niño que rápidamente aprendió a multiplicar si su compañero todavía no entiende la tabla del uno (¿Cree que es broma?) mientras el profesor le pone atención a éste? ¿Acaso el docente debería seguir con el programa sin importarle que los alumnos no entiendan?

   Es por eso que apoyo la idea de que deberían crearse “liceos de excelencia, que seleccionen a los mejores, en cada región del país” (expuesta por Joaquín Lavín en su “Carat a Bachelet” publicada en el Mercurio, y por Loreto Fontaine en “Selección en Educación”) yo me muestro plenamente de acuerdo, pero añado más: se deberían abrir liceos deportivos y artísticos en todas las regiones; se debería fomentar la educación técnica. Y de ser posible no sólo en todas las regiones, sino en cada provincia. Si logramos superar la falacia de la igualdad, en lugar de ingeniárnoslas para hacer un sistema rígido que anule el mérito, podríamos dedicarnos a diseñar un sistema que asuma las diferencias y permita entregar la educación que cada persona requiere. Y si esto es utópico realmente no me importa: prefiero este ideal que el de la igualación artificial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: