Los censuradores…

   Si hoy hiciéramos una encuesta, preguntando: “¿Qué opina usted del Index Librorum Prohibitorum (por supuesto poniendo aquí la explicación pertinente: la lista de libros prohibidos oficialmente por la Iglesia Católica hasta 1966)?”, probablemente el 80% de los personas expresaría con las peores palabras el rechazo que le provoca la idea de una medida tan autoritaria y arbitraria, derivando rápidamente en una serie de ataques contra la Iglesia Católica. Lo más probable es que el otro 20% también condenaría el hecho, solo que con palabras más mesuradas. Sólo una cantidad ínfina de personas se mostraría de acuerdo…

   Lo mismo si la Iglesia dice que un programa le parece injurioso y que no debería transmitirse: todos aparecen de inmediato defendiendo la libertad de expresión, y con razón; pero nunca defendiendo el respeto…

   Pero como decía la gran Oriana Fallaci, en Occidente hoy todos ocupan dos pesos y dos medidas. Mientras la Iglesia es condenada por un lado (y en gran parte por ese odio que Occidente siente hacia sí mismo y hacia su historia) se mira con complacencia violaciones graves a la libertad de expresión que están ocurriendo hoy, no hace 100 o 500 años.

Paréntesis: Como siempre, no cuesta hablar nada de cosas que ya no se pueden cambiar. Un ejemplo de eso son los famosos derechos humanos, que la Concertación ocupa con descaro para ganar cada elección, mostrándose siempre como sus máximos defensores. Yo simplemente les digo: no saben acaso que en medio mundo ni siquiera reconocen los derechos humanos (me refiero a los países islámicos por supuesto, que tienen su propia declaración de “derechos“) o que en el Darfur se está cometiendo un genocidio… si en realidad les importa, demuéstrenlo, y ya que tienen poder hagan algo… Cierro el Paréntesis.

   Digo ésto, porque HOY vemos violaciones graves a la libertad que no vienen precisamente de la Iglesia Católica… Me refiero, por supuesto, al caso de Chávez, que ya comentábamos aquí, y más grave aún, algo que acabo de leer en Eurabian News: una lista de libros prohibidos en Malasia.

   En Malasia la religión oficial es el islamismo sunita. La “religión de la Paz” promulgó esta vez una lista de libros prohibidos. Algunos son libros que critican al Profeta o al Corán; otros sobre Cristianismo; otros son análisis del Islam; entre otros temas… la lista completa está aquí.

   Me gustaría que estos temas (es decir, todos los relacionados con la “anticivilización”) ocuparan por lo menos un décimo del espacio dedicado al “imperialismo estadounidense” y lugares comunes por el estilo. Pero no hay caso: la “Alianza de Civilizaciones” requiere de nuestro silencio, ya que de lo contrario puede que nuestros hermanos del Islam se alteren, como ya ocurrió con las caricaturas de Mahoma y con el discurso del Papa en Ratisbona (cabe señalar que ambos episodios se podían calificar quizá de faltas de respeto, pero no de mentiras).

   Ojalá nuestros políticos fueran más consecuentes, y condenaran realmente éstas cosas.

Malasia: Índice de libros prohibidos

Anuncios

3 comentarios

  1. Muchas gracias por las repetidas referencias mi blog.

    Un saludo cordial.

  2. AMDG:
    Gracias a ti por el excelente trabajo que haces: eres una de las mejores fuentes sobre la islamización de Europa, y no soy el único que te cita… Una visita a tu blog siempre es interesante. Sigue así.
    Saludos.

  3. la anticivilización corresponde a uno de los más insensatos usos del poder. Pretender manipular la mente de las personas a través del dictamen de lo que pueden leer o no constituye una de las vejaciones más profundas a la libertad que subyace a todo ser humano.
    Si bien es cierto en el mundo y en este país hay varios “problemas”, ignorar lo que está sucediendo referente a la cultura es una irresponsabilidad.
    Esta irresponsabilidad se refleja en la despreocupación total que hay por la cultura. Relegándola a manifestaciones folclóricas de segundo grado en las que se infiltra lo peor de nosotros (me refiero a la fiesta cultural ciudadana – un desorden sin igual -, y otras populares que reflejan justamente lo anterior)No estoy en desacuerdo con la cultura popular, quien ha demostrado ser eje de la identidad latinoamericana, pero lo que sí estoy en desacuerdo es en que se ignoren ciertos temas importantes para la formación ciudadana y que se incentive la incultura, esto es, perder parte de lo que somos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: