¿Es la ONU garantía de paz, o un proyecto tan absurdo como la Liga de Naciones?

¿Es la ONU un proyecto más exitoso que la Liga de Naciones? Los paralelismos entre ambas instituciones son preocupantes, y es legítimo preguntarse: ¿Qué garantiza la paz? ¿Que nos impediría caer en una Tercera Guerra Mundial? En este artículo aprovecho de pasar lista a muchas de las infamias y violaciones a los derechos humanos que la ONU calla por mantenerse dentro de lo “políticamente correcto”

   «Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa.» Así comienza Marx “El 18 de brumario de Luis Bonaparte”, con ese aire profético que tanto fervor causó (¿causa?) en sus seguidores. Y puede que en esto no se equivocara: está muy difundida la idea de que la historia es una espiral. Yo me apoyaré en estos terminos, y diré que la Liga de las Naciones fue la tragedia, y la ONU es la farsa. Me explico.

   Cuando terminó la primera guerra mundial, el presidente estadounidense Woodrow Wilson se hizo el principal defensor de una idea de origen británica: debía crearse una Liga de Naciones, que impidiera conflictos futuros entre los países, y garantizara así la paz. La idea provenía de Walter Phillimore y Lord Robert Cecil, dos hombres religiosos y casi pacifistas, que veían en la Liga «no un instrumento para resistir a la agresión mediante la fuerza colectiva, sino un sustituto de dicha fuerza, que actuaba principalmente mediante la “autoridad moral”» (¿¿no les suena??)[1]

   La idea desagradó desde un principio a los expertos militares y diplomáticos británicos. «El coronel Maurice Hankey, secretario del gabinete y el coordinador militar de más vasta experiencia, escribió lo siguiente: ‘todos estos planes son peligrosos para nosotros, porque crearán un sentimiento de seguridad que es completamente ficticio… El único resultado será el fracaso y cuanto más tarde en sobrevenir ese fracaso más seguro es el hecho de que el país se adormecerá. Entregará una palanca muy sólida a los idealistas bien intencionados que existen en casi todos los gobiernos, y que rechazan la idea de gastar en armamentos; y con el transcurso del tiempo casi seguramente logrará que este país se vea sorprendido en situación desventajosa’ Eyre Crowe observó, ásperamente, que ‘una liga solemne y un pacto’ serían como otro tratado cualquiera ‘¿Qué nos garantiza que sus cláusulas no quedarán sin cumplirse, como sucede con tantos otros tratados?’»[2]

   Es hecho ya conocido que la Liga no impidió ni el advenimiento de los totaliarismos, ni la vulneración de las fronteras, ni la guerra misma, ya que se vio superada por las fuerzas de la historia… La Liga fue simple espectadora de sucesos en los que era incapaz de intervenir. Se le dio la tarea imposible de mantener fijas fronteras que nunca correspondieron a las demandas que hicieron las naciones. Y al final la Historia pudo más que las buenas intenciones.

   Muchas veces se ve a la ONU como el reintento exitoso de la misma idea que impulsó a la Liga, como la organización que aprendió de los errores del periodo entreguerras y que por lo tanto está capacitada para hacer lo que su predecesora no pudo… y es por eso que ahora todos los necios ponen esperanzas de paz eterna y de “verdadera paz” en manos de la ONU. «Esa Onu de la que los imbéciles y los hipócritas hablan siempre quitándose el sombrero como si fuese una cosa seria, una madre justa y honesta e imparcial (“Dirijámonos-a-la-ONU”. “Que-intervenga-la-ONU”. “Dejemos que decida la ONU”).» en palabras de la inolvidable Oriana Fallaci «Esa ONU que despreciando Olímpicamente la Declaración Universal de lso Derechos Humanos, texto que los países musulmanes nunca han querido suscribir, publicó en 1997 la “Declaración de los derechos humanos en el Islam” […] Esa ONU que en 1999 censuró al relator especial de la UN Commission for Human Rights, Maurice Glèlè Ahanhanzo, porque en su informe había dedicado veinticinco páginas al antisemitismo difundido en los países árabes y en Irán […] Esa Onu que protege descaradamente la indecente dictadura ejercida por los fundamentalistas islámicos en Sudán, y que al Jefe del Movimiento de Liberación Sudanés, al cristiano John Garang, nunca le ha permitido abrir la boca delante de un comité o una asamblea»[3]

   Esa ONU. La vendida. La integrada por dictaduras y teocracias, y en la que China tiene derecho a veto. La encubridora de todos los crímenes contra el cristianismo en el mundo. (La islamizada, al fin y al cabo). ¿Puede esta organización ser garantía de paz o de cualquier cosa? ¿Tiene alguna credibilidad? ¿Cómo garantiza la paz una organización sin ejército? ¿Enviándole embajadas a un loco que quiere transformarce en potencia nuclear para liquidar a Israel? ¿Cómo lo hace para imponer la Declaración de los derechos humanos (este problema es paradójico: al parecer para imponerlos hay que vulnerarlos)? ¿pidiéndole por favor a los miembros de la Liga Árabe para que la firmen?  ¡¡¡¡Que hipocresía más grande que el mundo proteste, haga películas e imprima artículos en pro de los DD.HH. de “presuntos terroristas” en Guantánamo y no diga que decenas de países ni siquiera reconocen la Declaración de DD.HH.!!!!

   Hipocresía, además, es llevar todos los asuntos importantes a la ONU, esperando que esta los resuelva de forma oportuna. Las naciones no intervienen  en forma oportuna en favor de otras, y la razón es muy simple: la guerra es un hecho desagradable, a ningún gobernante le gusta presentarse a las elecciones con ese fardo a cuestas, es mucho más fácil mirar para otro lado. (¿Por qué no le preguntan a Bush?). ¿Qué solución oportuna va a dar la ONU, entonces?

   Y llego a mi cuestionamiento final: ¿ha sido la ONU un aporte real para el mantenimiento de la paz?. ¿Acaso porque no ha habido una guerra de grandes proporciones en 60 años el proyecto de la ONU tuvo éxito? Periodos de paz relativamente extensos se han producido sin ONUs… El Congreso de Viena (1814-1815) estableció un contexto de relativa paz después de las guerras napoleónicas, y no se produjo ningún otro conflicto general europeo hasta la Primera Guerra Mundial (es decir, durante casi un siglo). ¿No habrán sido mucho más significativos para el mantinimiento de la paz en el último tiempo, en primer lugar, el temor a la Guerra Nuclear y el equilibrio de fuerzas de la Guerra Fría, y luego, la hegemonía económica y cultural de EEUU, que posibilitó la llamada ‘pax americana’?

   ¿Que rol práctico ha jugado la ONU? ¿No ha pasado igual que con la Liga, acaso: las fuerzas de la Historia se han desenvuelto como han querido, y la ONU ha sido una (indigna) espectadora? ¿No lo es hoy también?

   Tal como van las cosas, sólo queda esperar ahora el fracaso: ese segundo fracaso que será una farsa, pero probablemente tan sangrienta como la tragedia original. Porque la Guerra Fría ya se terminó, las bombas nucleares ya están en manos de los fanáticos, Estados Unidos es el enemigo mundial y ya no hay pax americana… Lo que sostenía una paz frágil se ha desbaratado ¿Quien la sostendrá ahora? ¿La UE? ¿Qué es eso? Una organización igual de vendida e islamizada que la ONU, otra cómplice de la violación sistemática y silenciada de los derechos humanos… ¿Quién, entonces? Puede que la respuesta sea ‘Nadie’… más bien la respuesta es ‘Nadie’: no ven acaso que los Hitler ya salieron de sus escondites, que el antisemitismo vuelve a contaminar las calles, que la suástica vuelve a exhibirse al lado de la media luna, o sola (lo que es más deprimente aún); que los países vuelven a armarse; que hay un odio presente en el mundo, nuevamente los dos bandos: explotadores y oprimidos, en los discursos de los cretinos. Parece que la Historia es irremediablemente cíclica. ¡¡Como quisiera que Marx se equivocara también en esto!!

[1] Johnson, Paul; Tiempos Modernos; Javier Vergara Editor, Argentina, 1988, pag. p42

[2] Idem

[3] Fallaci; La Fuerza de la Razón; Ed. Ateneo

Ver también: Enemigo a las Puertas; Mein Kampf islamico; Las relaciones entre el NPD y el Islam

Anuncios

2 comentarios

  1. […] en ese lugar se está cometiendo un genocidio ( un interesante artículo que aborda este tema es: ¿Es la ONU garantía de paz, o un proyecto tan absurdo como la Liga de Naciones?) Y si ésta asumiera tal declaración, los países involucrados se verían en la obligación de […]

  2. […] que en ese lugar se est cometiendo un genocidio ( un interesante artculo que aborda este tema es: Es la ONU garanta de paz, o un proyecto tan absurdo como la Liga de Naciones?) Y si sta asumiera tal declaracin, los pases involucrados se veran en la obligacin de mandar […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: