Universidad de Delaware: “Las personas de color no pueden ser racistas”

Esta sabia sentencia de sonido musical, esta perla del conocimiento, esta joya, no es una invención mía… no, no, no, tal como dice en el título, debe ser atribuida a la Universidad de Delaware. En un documento titulado  Entrenamiento en facilitación de la diversidad, que edita la oficina de alojamiento de estudiantes de dicha institución, y que es entregado a alrededor de 7.000 alumnos que residen en sus casas mayores, se ofrece esta definición de racista de la que todos deberíamos aprender:

 “Racista: Alguien privilegiado y socializado en función de la raza por un sistema supremacista blanco (racista). El término se aplica a toda persona blanca (léase personas de ascendencia europea) residente en Estados Unidos, al margen de clase, género, religión, cultura o sexualidad. Según esta definición, las personas de color no pueden ser racistas porque como personas dentro del sistema norteamericano, no tienen el poder para sostener sus prejuicios, hostilidades o actos de discriminación. (Esto no niega la existencia de tales prejuicios, hostilidades, actos de furia o discriminación.)

Y no hago comentarios. Sólo digo que si alguien está de acuerdo con esa definición le recomendaría que tome alguna terapia.

Luego vienen otras enseñanzas:

“Racismo inverso: Término creado y utilizado por blancos para negar su privilegio blanco. Aquellos que se niegan a ver lo evidente emplean el término racismo inverso para aludir tanto al comportamiento hostil por parte de personas de color hacia los blancos como a las políticas de discriminación positiva, que presuntamente conceden un ‘trato preferencial’ a las personas de color por encima de los blancos. En los Estados Unidos no existe nada llamado ‘racismo inverso’.”

Y quizás el mejor:

“Un no-racista: un no-término. El término fue creado por blancos para negar la responsabilidad por el racismo sistemático, mantener un aura de inocencia ante la opresión racial, y pasar la responsabilidad de esa opresión de los blancos a las personas de color (lo que se llama ‘culpar a la víctima’). La responsabilidad por perpetuar y legitimar un sistema racista descansa tanto en aquellos que lo mantienen activamente como en aquellos que rehusaran desafiarlo. El silencio es consentimiento.”

   Recomiendo encarecidamente el artículo de Walter Williams (que por lo demás es negro) denunciando esta locura antiblanca que ya ha perdido todo atisbo de racionalidad (y ni siquiera hablo de parte de los blancos, porque si viajo a EEUU tampoco resulto ser uno de ellos)

Los blancos, racistas de nacimiento

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: