Cuando los nazis vinieron…

Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

   Este poema, del pastor luterano Martin Niemöller me parece muy significativo.

   No debemos quedarnos callados ante ninguna tiranía que quiera imponerse. No hay nada más valioso que nuestra libertad. No debemos dejar que se pierdan las conquistas de nuestra civilización. Si ante quienes amenazan todo eso nos mostramos tímidos, puede que luego, cuando nos veamos directamente afectados, ya no podamos protestar.

   Quizás ellos todavía no vienen a buscarnos (algunos, como Theo Van Gogh, no han tenido tanta suerte) pero sin duda intentan acallarnos, censurarnos, ocupando todos los medios (desde la intimidación hasta las demandas). Mas no debemos ceder: quien acepta que otro sea silenciado, puede que más temprano que tarde se vea en la misma situación. No debemos ceder terreno.

   Lo digo porque hoy nuevamente se ha sabido de otro bloggero censurado. ¿Hasta cuando atacan nuestra libertad de expresarnos y criticar?

PD: Del poema me enteré en In Partibus Infidelium

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: