"Una historia de amor y oscuridad"

amosozEstoy leyendo hace bastante tiempo este libro de Amós Oz (que fue candidato al premio Nobel de literatura). Es un relato autobiográfico, principalmente centrado en la infancia y juventud del autor; mas el relato no queda limitado a esto: en boca de varios personajes, mira hacia atrás, hacia el pasado tanto de la familia paterna como la materna de Oz, que se desarrolló en la Europa de fines del siglo XIX, principios del XX. Se configura entonces un relato amplísimo, en el que queda reflejado las aspiraciones y circunstancias de vida de los judíos de la diáspora, las persecuciones sufridas, los anhelos de una vida mejor en la Tierra Prometida, la concreción de este sueño y  el desengaño, al ver el choque entre la utopía y la realidad.

No me gustaría que pensaran que todo el libro se desenvuelve en torno a temáticas políticas o que es un simple panfleto: de hecho, los acontecimientos políticos se narran simplemente como telón de fondo, pero a mi no pueden dejar de llamarme la atención. En otra entrada pondré algunos pasajes de temática más literaria, pero ahora los dejo con un pequeño fragmento más bien histórico, especialmente para que lean el último párrafo, ya que habla un poco sobre la Eurabia  de hoy:

Mi padre y sus padres se dirigieron finalmente a Jerusalén: el hermano de mi padre, el tío David, su mujer Malka y su hijo Daniel, que había nacido un año y medio antes, se quedaron en Vilma: mi tío David, a pesar de ser judío, consiguió muy joven el puesto de profesor de literatura en la Universidad de Vilna. Era un europeo convencido en una época en que nadie en Europa era europeo, salvo los miembros de mi familia y otros judíos semejantes a ellos. Los demás eran paneslavistas, pangermanistas, o simplemente patriotas lituanos, búlgaros, irlandeses o eslovacos. Los únicos europeos de toda Europa en los años veinte y treinta eran los judíos.(…)

El tío David era un eurófilo evidente y convencido, especialista en literatura comparada, en literaturas europeas que eran su patria espiritual. No entendía por qué tenía que renunciar a su puesto y emigrar al Asia oriental, un lugar extraño y desconocido para él, sólo para cumplir los deseos de unos antisemitas ignorantes y de unos bandidos nacionalistas sin cerebro. Por lo tanto, se quedó en su cargo, con el fin de servir al progreso de la cultura, el arte y el humanismo que no tiene límite, hasta que los nazis llegaron a Vilna: los judíos, los intelectuales, los cosmopolitas y los amantes de la cultura no eran de su agrado, y por eso asesinaron a David, a Malka y a mi pequeño primo Daniel (..)

Hoy Europa ha cambiado completamente, hoy está llena de europeos de pared a pared. Por cierto, también las cosas que se escriben en las paredes europeas han cambiado radicalmente de forma: cuando mi padre era joven y vivía en Vilna, en todas las paredes de Europa ponía: “Judíos, marchaos a Palestina”. Hace unos cincuenta años, cuando mi padre volvió a visitar Europa, las paredes le gritaron: “Judíos, marchaos de Palestina”.

 Oz, Amos, 1939- .   Una historia de amor y tiniebla /.  Madrid : : Eds. Siruela,, 2004..[traducción del hebreo de Raquel García Lozano.]  pp 88-89

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: