"Una historia de amor y oscuridad"

amosozEstoy leyendo hace bastante tiempo este libro de Amós Oz (que fue candidato al premio Nobel de literatura). Es un relato autobiográfico, principalmente centrado en la infancia y juventud del autor; mas el relato no queda limitado a esto: en boca de varios personajes, mira hacia atrás, hacia el pasado tanto de la familia paterna como la materna de Oz, que se desarrolló en la Europa de fines del siglo XIX, principios del XX. Se configura entonces un relato amplísimo, en el que queda reflejado las aspiraciones y circunstancias de vida de los judíos de la diáspora, las persecuciones sufridas, los anhelos de una vida mejor en la Tierra Prometida, la concreción de este sueño y  el desengaño, al ver el choque entre la utopía y la realidad.

No me gustaría que pensaran que todo el libro se desenvuelve en torno a temáticas políticas o que es un simple panfleto: de hecho, los acontecimientos políticos se narran simplemente como telón de fondo, pero a mi no pueden dejar de llamarme la atención. En otra entrada pondré algunos pasajes de temática más literaria, pero ahora los dejo con un pequeño fragmento más bien histórico, especialmente para que lean el último párrafo, ya que habla un poco sobre la Eurabia  de hoy:

Mi padre y sus padres se dirigieron finalmente a Jerusalén: el hermano de mi padre, el tío David, su mujer Malka y su hijo Daniel, que había nacido un año y medio antes, se quedaron en Vilma: mi tío David, a pesar de ser judío, consiguió muy joven el puesto de profesor de literatura en la Universidad de Vilna. Era un europeo convencido en una época en que nadie en Europa era europeo, salvo los miembros de mi familia y otros judíos semejantes a ellos. Los demás eran paneslavistas, pangermanistas, o simplemente patriotas lituanos, búlgaros, irlandeses o eslovacos. Los únicos europeos de toda Europa en los años veinte y treinta eran los judíos.(…)

El tío David era un eurófilo evidente y convencido, especialista en literatura comparada, en literaturas europeas que eran su patria espiritual. No entendía por qué tenía que renunciar a su puesto y emigrar al Asia oriental, un lugar extraño y desconocido para él, sólo para cumplir los deseos de unos antisemitas ignorantes y de unos bandidos nacionalistas sin cerebro. Por lo tanto, se quedó en su cargo, con el fin de servir al progreso de la cultura, el arte y el humanismo que no tiene límite, hasta que los nazis llegaron a Vilna: los judíos, los intelectuales, los cosmopolitas y los amantes de la cultura no eran de su agrado, y por eso asesinaron a David, a Malka y a mi pequeño primo Daniel (..)

Hoy Europa ha cambiado completamente, hoy está llena de europeos de pared a pared. Por cierto, también las cosas que se escriben en las paredes europeas han cambiado radicalmente de forma: cuando mi padre era joven y vivía en Vilna, en todas las paredes de Europa ponía: “Judíos, marchaos a Palestina”. Hace unos cincuenta años, cuando mi padre volvió a visitar Europa, las paredes le gritaron: “Judíos, marchaos de Palestina”.

 Oz, Amos, 1939- .   Una historia de amor y tiniebla /.  Madrid : : Eds. Siruela,, 2004..[traducción del hebreo de Raquel García Lozano.]  pp 88-89

Europa: Un continente enfermo

   Acabo de terminar de leer La obsesión  antiamericana, de Jean-Fraçois Revel. Libro interesantísimo, que revela la agudeza intelectual del autor, analizando las “dinámicas, causas e incongruencias” del antiamericanismo, ideología de moda entre los políticos e intelectuales del mundo (el análisis de Revel se centra principalmente en Europa, y aun más específicamente en su Patria, Francia).

   Pensaba en transcribir partes del libro, pero el tiempo es escaso y yo soy particularmente lento digitalizando textos. Les dejo aquí la introducción, pero les cuento que lo que la sigue es mucho mejor.

   Revel termina su libro concluyendo que el antiamericanismo se transforma en un medio de la clase política Europea para evadir sus responsabilidades: el mal del mundo es culpa del gran Lucifer, esa América capitalista, enajenada, materialista a ultranza, donde el individuo no vale, sino el dinero; hipócritamente puritana; nación soberbia e “imperialista”. Así, Europa evade sus responsabilidades en el mundo, y muchas veces hace nacer sus fracasos en la política americana, ocultando que son de su entera responsabilidad .

   Coincide un poco (en verdad, bastante) con éste análisis de Paul Johnson sobre la Unión Europea, que he encontrado dando vueltas en Internet. Trata una temática que se ha visto actualizada, ya que habla del fallido proyecto de Constitución Europea (es decir, de esa desgracia que quiere imponer a Europa y al Mundo un cargo de “Presidente de la UE”) y que ha tratado de ser aprobado ahora de espaldas al pueblo europeo bajo la ficción jurídica del “Tratado de Lisboa” (lo mismo pero con otro nombre).

   Recuerdo además mi tímida defensa de los Estados Unidos, que suscitó ataques coléricos de parte de los seguidores de Chomsky, Moore, Chirac, y cía.

   Aquí el texto de Johnson:

Un continente enfermo

Paul Johnson

No se puede negar que Europa sea una entidad enferma y que la Unión Europea como institución se encuentre en crisis. Pero ninguno de los remedios actualmente en discusión pudiera remediar esto. Lo que debía deprimir a los partidarios de la unidad europea tras el rechazo de su propuesta constitución por Francia y Holanda no es tanto el naufragio de este ridículo documento sino la respuesta que ha dado la dirección a la crisis, especialmente en Francia y Alemania.

Jacques Chirac reaccionó nombrando como Primer Ministro a Dominique Villepin, un frívolo playboy que nunca ha sido electo para nada, y es más conocido por su opinión de que Napoleón debió de haber ganado la batalla de Waterloo y seguir gobernando Europa. Gerhard Schroeder de Alemania simplemente incrementó su retórica antiamericana. Lo que es notoriamente evidente en la elite de la UE no es sólo la falta de capacidad intelectual sino una obstinación y una ceguera rayana en la imbecilidad. Como dijera el gran poeta europeo Schiller: “Hay un tipo de estupidez con el que hasta los dioses luchan en vano.”

Sigue leyendo

UE: El próximo paso es el control de los blogs

   La Unión Europea, es asociación de altruistas y santos, ha hecho una nueva propuesta destinada a librar al mundo de sus horrores: esta vez, se han percatado de que los medios muchas veces (¿siempre?) son parciales, por lo que la Comisión de Cultura y Educación a propuesto un Proyecto de Informe destinado a dar solución definitiva a esta situación.

   Se trata de esto:

Considerando que los weblogs son un medio común en expansión para la propia expresión tanto de profesionales de los medios de comunicación como de personas privadas, pero que el estatuto de los autores y de quienes los publican, incluido su estatuto jurídico, no se define ni se deja claro ante los lectores de los weblogs, lo que provoca incertidumbres respecto a la imparcialidad, fiabilidad, protección de las fuentes, aplicación de códigos éticos y atribución de responsabilidades en caso de acciones judiciales.

   Eso… los Europarlamentarios se dieron cuenta de que no estaban controlando a los blogs, así que algo hay que hacer:

Sugiere que se clarifique el estatuto, jurídico o de otro tipo, de los weblogs e insta a un etiquetado voluntario de los mismos con arreglo a las responsabilidades profesionales y financieras y los intereses de sus autores y de quienes los publican

   Esto de registrar a los bloggers supongo que les conviene porque se ahorran algo de trabajo al momento de detenerlos por haber dicho algo contra Alá.

   De hecho, no se han podido contener. En el mismo informe ha salido uno de sus motivos (por no decir el verdadero motivo):

Considerando que los casos en que la libertad de expresión entra en conflicto con el respeto de creencias religiosas o de otro tipo han adquirido recientemente más importancia,

   Vamos, que esto es una forma de referirse a las caricaturas danesas sin nombrarlas… Lo que aún no entiendo es por qué siempre ponen “creencias religiosas, “religiones”… etc… siendo que siempre se están refiriendo única y exclusivamente al Islam (¿Acaso le ha importado a algún Europarlamentario o hipócrita de turno el ataque a cualquier otra religión? Y no hablemos del cristianismo -menos del catolicismo-….).

   Pues les digo yo a los señores de la UE: este blog declara abiertamente sus intereses en una sección llamada manifiesto, y los reitera en cada artículo que publica. Por lo demás, nueve de cada diez blogs que leo dejan ver de enseguida la tendencia a la que pertenecen (ya que los blogeros suelen ser bastante menos hipócritas que los periódicos).

   Yo creo que la UE cada vez tienen más ansias de controlar todos los aspectos de la vida. Ahora se les ha aguado la fiesta con el rechazo de Irlanda al Tratado de Lisboa, pero ya verán como salirse con la suya.

   A propósito: ¿de dónde sale la idea de que una organización de poder como la UE puede garantizar la libertad de expresión?… Es que justamente se supone de que hay que garantizar la libertad de expresión de quienes se oponen al poder; la otra no necesita garantías.

   En todo caso, prefiero pensar que no tendrán éxito: en tiempos de Luis XVI fueron los panfletos y la Enciclopedia, hoy son los blogs, y si los censuran (y si pueden) mañana será otra cosa…

   Supongo, además, que la imparcialidad de los medios, para la UE, será la de aquella prensa que le lame los zapatos. Basta ver tratamientos de noticias tan imparciales y correctos como éste:

El Tratado de Lisboa no incluye ni políticas nuevas ni grandes revoluciones, sólo busca hace más fácil el funcionamiento de una gigantesca estructurada formada por 27 países. Pero aparentemente nadie ha sabido explicarlo a los irlandeses

   Si, claro, un inocente tratado, “que sólo busca hacer más simple el funcionamiento de la UE”… que curioso entonces que ninguno de los países que lo ha aprobado se haya atrevido a llevarlo a referéndum. Más que tontos – como son tratados en ése artículo- yo diría que los irlandeses son los únicos que han sabido reclamar sus derechos de ciudadano.

   Así está la política en Eurabia… ( se les olvidó aprovechar el Tratado para cambiarle definitivamente el nombre).

Iniciativa de la Unión Europea para controlar a los blogs. ACTUALIZACIÓN TRIPLE.

Aristóteles en Mont Saint-Michel

   Uno de los artículos más visitados de este blog es “Islam ¿Cultura superior?“. Lo que planteaba ahí es que la tesis de que los musulmanes trajeron la filosofía griega a una Europa hundida en la ignorancia y el oscurantismo, en otras palabras, la tesis del Renacimiento Andalusí defendida por los historiadores de la dhimmitude, era una tontería.

   Ahora, he leído, ha través de In Partibus Infidelium, un artículo de Forum Libertas sobre el tema: un historiador, Sylvain Gouguenheim, ha llevado la discusión al ámbito académico, y con su libro “Aristote au Mont Saint-Michel” prueba que la cultura griega nunca se perdió en Occidente. Reproduzco el artículo:

¿Fue relevante el Islam para conservar y transmitir la cultura griega a los medievales?

El medievalista Sylvain Gouguenheim dice que no. Occidente mantuvo sus raíces griegas, ampliadas desde el cristianismo oriental.

El Islam no salvó a Aristóteles. Los musulmanes medievales de Damasco, Bagdad o Córdoba no salvaron la filosofía griega y la conservaron para dársela a Occidente e iniciar un renacimiento cultural.

Según el último libro del medievalista Sylvain Gouguenheim, profesor de historia medieval de la Escuela Normal Superior de Lyon, el papel islámico en la protección del legado griego no fue decisivo. Occidente, por ejemplo, siempre mantuvo vínculos con el Bizancio cristiano, vínculos por los que circulaban los textos de los antiguos griegos.

Sylvain Gouguenheim quiere romper la idea, común en el imaginario colectivo, de una “era oscura” en que Europa Occidental olvidó la lengua griega y se volcó exclusivamente en el latín. Para ello, en su nuevo libro “Aristote au Mont Saint-Michel”, recuerda algunos épocas duras para Occidente pero en las que no se cortó con el legado griego:

– del año 685 al 752, buena parte de los papas son de origen griego y sirio
– entre el 758 y el 763, el rey franco Pipino el Breve pide al papa Pablo I que le envíe textos griegos, en especial la Retórica de Aristóteles
en Sicilia y Roma nunca faltaron lectores de griego
– Occidente nunca olvidó que los evangelios se escribieron en griego y que los Padres de la Iglesia citaban a los filósofos clásicos
– desde Carlomagno (con Alcuino y su “renacimiento carolingio”) hasta el s.XIII, hubo en Europa varios “renacimientos parciales” cuando las circunstancias lo permitían; en ellos no hubo especial aportación desde el mundo islámico

Gouguenheim defiende que los traductores de la abadía francesa de Mont-Saint-Michel (en su roca hermosamente rodeada de mar cuando sube la marea) tuvieron un papel primordial. Tradujeron casi toda la obra de Aristóteles directamente del griego al latín, y lo hicieron varias décadas antes de que en el Toledo andalusí se vertieran esas mismas obras, Más aún, las traducciones de Toledo no venían del griego, como las de Mont-Sant-Michel, sino de versiones árabes. Para destacar el trabajo de los monjes de Mont-Sant-Michel les dedica el título de su libro.

La abadía de Mont-Saint-Michel (www.lemontsaintmichel.info) hoy está a cargo de la Fraternidad Monástica de Jerusalén, manteniendo la vida de oración

Gouguenheim entiende que los cristianos europeos activamente buscaban en tierras del Islam textos griegos para completar los que ya tenían, y que por lo tanto no sería correcto imaginar un Occidente apoltronado recibiendo de mala gana traducciones griegas a través del árabe.
El medievalista recuerda que sabios musulmanes como el turco Al-Farabi, el persa Avicena o el cordobés Averroes no leyeron a Aristóteles en su griego original sino sólo mediante traducciones al árabe ¡realizadas por cristianos de lengua y rito arameo o siríaco!

Uno de estos traductores cristianos que dominaban el griego y el árabe fue, por ejemplo, el médico Hunayn ibn Ishaq (809-873), cristiano nestoriano en la corte de Bagdad. Muchos le llamaron el “príncipe de los traductores”. En Occidente fue conocido como Johannitius. Fue responsable de traducir del griego al árabe más de 200 obras, especialmente de Galeno, Hipócrates y Platón. De Aristóteles, por ejemplo, pasó al árabe las Categorías, la Física y la Magna Moralia. De Platón, la República y el Timeo. De Dioscórides su Materia Medica. Buena parte del léxico médico en lengua árabe viene del trabajo de este traductor cristiano.

También se recuerda a Hunayn ibn Ishaq por su integridad ética. Se negó a envenenar pacientes a pesar de las presiones del califa Al-Muttawakkil, que lo puso a prueba, primero con sobornos y luego con prisión. Finalmente, le recompensó con honores y riquezas cuando comprobó su honestidad.
Gouguenheim llama la atención sobre la limitada influencia que el pensamiento griego tuvo sobre la cultura islámica. No provocó nada parecido al Renacimiento. El Islam en general no se dejó helenizar en nada, aunque incorporara la palabra “falsafá” al árabe para referirse a la filosofía.

   El análisis de Sylvain Gouguenheim ha impactado a la prensa francesa. En Le Monde escriben: “Contrariamente a lo que se repite en un ‘crescendo’ desde los años 60, la cultura europea, en su historia y en su desarrollo, no debería gran cosa al islam. En todo caso, nada esencial”.
En Le Figaro dicen: “Felicitamos al Señor Gouguenheim por no haber temido recordarnos que hubo un crisol cristiano medieval, fruto de las herencias de Atenas y de Jerusalén”, mientras que “el islam apenas presentó su conocimiento a los occidentales”.
Es un medievalista con enfoques originales que en 1999 publicó Les fausses terreurs de l’an mil (“Los falsos terrores del año mil”), negando que en esa época los medievales vivieran congelados por el miedo al fin del mundo. En 2008 también ha publicado Les Chevaliers teutoniques, sobre esta orden de caballería.

Sigue leyendo

Magdi Allam: El integrismo islámico no habría llegado a tener tanto poder "sin la complicidad de Occidente".

Reproducíamos aquí la entrevista de Magdi Allam dada después de su bautismo, cuando afirmó «He decidido convertirme al catolicismo porque no creo posible reformar el Islam desde dentro». Ahora vuelve a los medios a propósito de la publicación de su primer libro traducido al español: “Vencer el miedo. Mi vida contra el terrorismo islámico y la inconsciencia de Occidente”.

En Libertad Digital nos cuentan que el libro lo escribió cuando aún era musulmán, y tratando de probar la existencia de un Islam moderado:

[La singularidad del libro] reside en la voluntad que tiene el propio autor, desde el principio de la obra hasta el final, de aportar una novedad. Quiere demostrar que se puede acabar con el terrorismo islámico por un lado, y la inconsciencia de Occidente por otro lado, apoyando al islam “moderado” y crítico, un islam que mira antes a la colaboración con Occidente que a su enfrentamiento, antes al diálogo que al conflicto, antes a la coexistencia de religiones que a la exclusión de una de ellas. El acercamiento y potenciación de ese islam resolvería los graves problemas de enfrentamiento entre el mundo islámico y la cultura occidental de matriz cristiana. Por desgracia, esa voluntad del autor deviene un fracaso. No es el único, pero sí el más destacable.

Según el autor del artículo, el fracaso rotundo de Allam en la defensa de esta tesis, lo llevó a cuestionarse su fe:

“[El libro] puede leerse como la crónica de un fracaso intelectual que lo ha conducido directamente a abrazar no sólo la fe católica sino su razón.”

En efecto Allam dijo:

“Más allá de la contingencia de los fenómenos extremistas y del terrorismo islámico a nivel mundial, la raíz del mal está inscrita en un islam que es fisiológicamente violento e históricamente conflictivo.”

   (Hecho que Occidente se niega rotundamente a aceptar)

  La presentación del libro en España ha debido hacerse por videoconferencia en la Universidad CEU San Pablo, ya que el gobierno de España no le ha concedido protección a Allam, a pesar de que está amenazado –condenado a muerte por apostasía.

   En su exposición ha dicho

que el integrismo islámico no habría llegado a tener tanto poder “sin la complicidad de Occidente”. Allam consideró que Europa ha cometido “errores“, por lo que hizo un llamamiento “a que recupere la identidad la identidad que ha traicionado, el cristianismo“.

[…]

Para Allam, “el islam como religión es intrínsecamente violento”, pero matizó que con los musulmanes “como personas hay que dialogar” siempre con unas reglas base “como las sacralidad de la vida, el respeto a la dignidad humana y a la libertad”.

Dijo además que:

es necesario ‘distinguir entre el Islam como religión y los musulmanes como personas’ y ha añadido que no establecer esa distinción ‘es otro de los grandes errores de Europa’.

   Como ven, el Señor Allam ha aprendido a hacer todas las distinciones que los Europarlamentarios son incapaces de entender. ¿Hasta cuando van a poner a la gente en la misma disyuntiva: ser dhimmi o ser nazi? Uno puede criticar el Islam, lo que no implica querer matar a todos los musulmanes (pero no implica tampoco dejarse matar por ellos).

 

Presidente del Parlamento Europeo: "No aceptamos que el Islam y el terrorismo sean identificados como la misma cosa"

(Esta entrada ha sido publicada en paralelo en Noticias de Eurabia. AMDG me ha invitado gentilmente a contribuir con el blog)

   Tal como sale en el título. Hans-Gert Pöttering, el presidente del Parlamento Europeo (ergo, representante de la dhimmitude), nos ha regalado esta reflexión el día 14 de Abril, en The Peninsula (Qatar). Lo reseñan en The Brussels Journal:

I will not accept this [equating Islam with terrorism] and we in the European Parliament do not accept that Islam and terrorism are identified as the same thing. We don’t believe in this idea and we reject this idea. […] I express my opposition to this film [Geert Wilders’ Fitna] and the same thing with the Danish cartoons.

We in Europe are committed to the freedom of the press, on the one hand, but on the other the media should develop a sort of self responsibility. They should always know the consequences of what they publish about other cultures.

   Traduzco:

No aceptaré esto [igualar al Islam con el terrorismo] y nosotros en el Parlamento Europeo no aceptamos que el Islam y el terrorismo sean identificados como la misma cosa. Nosotros no creemos en esta idea y la rechazamos. […] Yo manifiesto mi oposición [Fitna de Geert Wilders] y la misma cosa con las caricaturas danesas.

Nosotros en Europa estamos comprometidos con la libertad de expresión, por un lado, pero por otro los medios deberían desarrollar una suerte de responsabilidad personal. Deberían siempre estar en conocimiento de las consecuencias que tienen lo que publican sobre otras culturas

   Cuando se trata del cristianismo, no hay problema de hacer películas con curas pedófilos, libros en que Cristo se casó y tuvo hijos, películas en que Jesús es homosexual o travesti o lo que se le ocurra a la progresía… Mas si se trata del Islam, unas caricaturas que simplemente denuncian un hecho (de que cierta inspiración violenta puede provenir del Corán, ya que Mahoma fue un Profeta-guerrero) son tratadas como la peor de las herejías.

   Creo que en Occidente se derramó mucha sangre antes de que reconociéramos el derecho de expresar la opinión propia con libertad. Y es eso lo que nos diferencia de muchas culturas.

   ¿Qué la libertad de expresión tiene limitaciones? Por supuesto. La limitación es tratar dignamente a las personas, reconocer en cada persona un sujeto de derechos. Pero el Islam no es un sujeto, es una IDEOLOGÍA, y no porque ciertas personas la profesen se hace sagrada (es como decir que no se puede criticar el nazismo porque equivale a discriminar a los nazis; que no se puede criticar a la filosofía deconstructivista porque los filósofos deconstructivistas se sentirían ultrajados en sus creencias más intimas, y además esto podría llevar a ejecuciones en masa de deconstructivistas…). Yo tengo todo el derecho del mundo a considerar que el Islam no es una religión verdadera; o a considerar que no hay religión verdadera; tanto como a considerar que Mahoma es el Profeta de Allah. Y no encuentro justo que se me amenace si digo lo que pienso. Repito, mientras no vaya contra la persona. (Oriana Fallaci ya lo decía cuando denunciaba el absurdo de uno de los cargos que le imputaban, el de Racismo religioso – ¿tiene eso algún sentido?)

   Creo que los medios tienen claras las consecuencias. Quieren evitar a toda costa la islamización de sus países. Quieren detener la Alianza de Civilizaciones. Quieren despertar a un pueblo dormido… Y si las cosas cada vez se ponen peores, si cada día las posiciones se ponen más extremas y cuesta más encontrar la conciliación, es por la sordera de la clase política europea.

   Ojalá hubiese marcha atrás en todo esto.

 

Etiquetas de Technorati: ,,,,

Wafa Sultan: nueva amenazada de muerte por decir la verdad sobre el Islam

sultan    Esta vez la amenazada es la psiquiatra árabe-americana Wafa Sultan (en la foto), que apareció en Al-Jazeera criticando al Islam.

   Durante un programa en que el islamista Tal’at Rmeih habla pestes de Occidente y dice que el único lenguaje que entendemos es el de la fuerza (a propósito de las caricaturas… ¿es que no se cansan de eso…?), hacen un contacto en directo con Sultan, quien no ahorra palabras para referirse a la verdadera y única cara del Islam.

   El video pueden verlo aquí (con subtítulos en inglés).

   El diálogo es el siguiente:

Egyptian Islamist Tal’at Rmeih:The West only understands the language of force. Contacts with the West which are not based on real force are futile. One day, America declared that the North Korean nuclear dossier would be referred to the U.N. Security Council. North Korea issued a one-line declaration: ‘Korea will consider this to be a hostile act of war.’ The Americans bit their tongues, and that was it.

“The West understands nothing but the language of force, and attacks nobody but the weak. Therefore, our nation – with all its people, and organizations, institutions, rulers, and subjects – is required to adopt a resolute stand of resistance and confrontation in the face of these criminal and hostile acts.

[…]

“The West, in this confrontation, which is not divorced from the massacres that are taking place in Palestine and Iraq…The embassies of Denmark, Holland, France, and the U.S. are not more precious to us than Iraq, which has been destroyed, or than Palestine, which is experiencing a real – not fabricated – holocaust. These countries are subject to a holocaust and a massacre.

“How can we confront this? By Allah, if we issued a communiqué, signed by all the Arab and Islamic organizations and institutions, the West would bite its tongue and stop all this. By Allah, if the Arab summit decided to boycott Denmark, they would all be disgraced. By Allah, if the masses of the nation would gather for one hour only around the embassies of Denmark, those despicable lowlifes would be in a position of retreat, not attack.” […]

Sultan: “Any Belief That Chops Off the Heads of its Critics is Doomed to Turn into Terrorism And Tyranny”

Arab-American Psychiatrist Wafa Sultan: “All religions and faiths, throughout the history of humanity, have been subject to criticism and affronts. With time, this has helped in their reform and development. Any belief that chops off the heads of its critics is doomed to turn into terrorism and tyranny. This has been the condition of Islam, from its inception to this day. Islam has sentenced [its critics] to prison, and whoever crosses the threshold of that prison meets his death. The Danish cartoons have managed to break down the first brick in the wall of that prison, and to open up a window, through which the sunrays enter, after a lengthy darkness.

[…]

“The Danish newspaper exercised its freedom of speech. Liberties are the holiest thing in the West, and nothing is more important. But if Islam were not the way it is, those cartoons would never have appeared. They did not appear out of the blue, and the cartoonist did not dig them out of his imagination. Rather, they are a reflection of his knowledge.

[…]

“Westerners who read the words of the Prophet Muhammad ‘Allah has given me sustenance under the shadow of my sword’ cannot imagine Muhammad’s turban in the shape of a dove of peace rather than in the shape of a bomb. The Muslims must learn how to listen to the criticism of others, and maybe then they will reexamine their terrorist teachings. When they manage to do so, the world will view them in a better light, and consequently, it will draw them in a better light.

[…]

Sigue leyendo